Aquel 8 de Mayo de 1808

Aquel 8 de mayo…

 

El 2 de Mayo es la fecha más importante para Madrid. Como entonces debemos hacer frente al enemigo. Debemos tener respeto a una mortífera pandemia, y no sólo en Madrid. Ya lo hicimos con todo coraje y sin armas frente a un muy bien aprovisionado ejército invasor y vencimos. ¡¡¡No cabe la menor duda!!!

Una lucha de titanes para una población desabastecida y muy poco dispuesta a dejarse vencer. Estábamos sin armas, sin apenas alimentos, era una época difícil y tampoco teníamos mucho respaldo, sólo éramos un pueblo unido que estaba dispuesto a ser el triunfador.

La situación se asemeja. Hemos estado confinados ante un asesino que ha irrumpido en nuestras vidas sin piedad castigando a una generación de valientes. Los que más sufrieron: los mayores que lo dieron todo y ensañándose también con aquellos cuyas dolencias los debilitaban condenándolos, además, a morir en soledad.

Hemos tenido incontables guerreros que por salvar a éstos también fueron víctimas. Los héroes que siempre existen en todas las guerras y, desde el corazón, siempre tendrán mucho más que el reconocimiento de un aplauso. Van a cambiar muchas cosas. Sin duda. Hoy como ayer, las personas responsables, las que no dependen de papá-Estado y son capaces de valerse por sí mismas saben que deben tomar precauciones. No cabe prolongar un encierro que sólo va a servir para llevar aparejado otro hundimiento y debilitarnos más. Tenemos que salir adelante. Creo que ya lo sabemos todos.

Somos vencedores. Pero debemos ser cautos, muy cautos: el peligro está ahí.

Algunos, sin querer, no lo saben pero son portadores del virus por ser asintomáticos. En estos casos deben ir siempre provistos de mascarillas hasta que los test determinen si procede un aislamiento o no. E igualmente sus familiares.

Como entonces, carecemos de los medios que nos permitirían afrontar las cosas. Sin armas, como en aquellos fatídicos años, pero volveremos a vencer. De eso no hay duda, hasta que los test masivos permitan tomar un rumbo mucho más alentador.

Los mayores o quienes tengan dolencias de riesgo, con enfermedades que puedan dar ventajas al virus, es mejor que extremen todas las precauciones evitando salir cuando haya mayor afluencia de personas. Pero eso ya lo sabemos.

Bienvenida Libertad… ¡¡¡responsable!!!

 

Aquel-2-de-mayo-de-1808.pdf (3 descargas)
Sin comentarios

Deja tu comentario