¿Cómo que el gobierno no admite críticas, acaso esto es una dictadura?

Por: Paloma A. González Loché [11/04/20]

Me parece del todo inadmisible que exista este comunicado por parte del PSOE y mucho más esta “advertencia” por parte del Gobierno: ¿Desde cuándo un gobierno en una democracia se niega a aceptar críticas? ¿Se recuerdan a sí mismos cuando gobernaban otros? Lo lamento, pero esto no va a ser así.

«No es el momento» dirán algunos. Puede. En ese caso, ¿Acaso es el momento de hacer algo como lo que proponen? Esto, sencillamente, es una forma de amedrentar inadmisible. El Gobierno tendrá que tener más cintura, la piel un poco más dura y saber encajar. Sencillamente no pueden esperar una actitud distinta a la que ellos siempre tuvieron cuando estaban otros en la oposición y no me doy por aludida porque no formaba parte de los “otros” y ya me parecía mal…

No. No señores. No se empeñen en tapar el sol con un dedo. Fíjese bien en “su letra pequeña” donde piden “a los suyos que deben observar comportamientos ejemplares»  ¿por qué será? porque muchas cosas también tienen que ver con eso.

No quiero un “papá-Estado”. Eso procede en una dictadura. No quiero que me guien y organicen tanto. Ya soy mayor y si hay problemas y los hay, quiero conocerlos del primero al último. En una dictadura la gente “crece” y un “papá-Estado” atontolina. No. Se equivocan mucho. ¡¡¡Se equivocan todo!!! ¿Acaso esto es normal?

¿Van a avisar a abogados? Bien. Inste a todos sus seguidores digamos… demasiado viscerales, a retirar todos los insultos, empezando por los propios, de todas las redes.

Sepan que desde la democracia, las palabras «izquierda – derecha» vinieron a sustituirse por partidos democráticos conservadores o socialdemócratas y no les entra en la cabeza. No deberían perder el norte, porque luego pasa lo que pasa. Pero no se cortan en decir a otros «fascistas» o de «extrema derecha» por lo que si ya hablamos de abogados… ¡no nos hagan reír!

Mantener el ánimo no es fácil, yo hice lo que pude, la verdad es que los confinados tendremos problemas al salir por carecer de mascarillas e incluso los tests necesarios. Dependiendo de los espacios el confinamiento puede ser más duro. Y también dependiendo de la soledad que estamos viviendo. ¿Y aún creen que vamos a dar palmadas? La cosa está muy seria para dar estos «avisos» ¿o son amenazas?

Espero no haberme vuelto tarumba en este carrusel de emociones. Quiero mantener alto el ánimo, pero no es sencillo; a veces empatizar es un problema pero, en contra de  la opinión del gobierno no quiero que nos traten como a incapaces, prefiero afrontar la realidad a que intenten convencerme que todo está bajo control, porque no es cierto.

Asusta pensar que se inicie una salida sin que existan los suficientes tests (como han hecho en el resto de los países para “controlar” la epidemia). ¿Y en su caso hicieron «los deberes»?

 

Cómo-que-no-se-admiten-críticas....pdf (3 descargas)
Sin comentarios

Deja tu comentario