Y vamos a la tercera…

Nuestros políticos como en las Sevillanas
Por: Paloma González Loché

Alucinante el debate. ¡Qué vergüenza!

Un Rajoy diciendo cosas serias pero pensando en las terceras; ciertamente fue el más votado pero también convendría que analizase los motivos.

Un Sánchez enrocado (igual soñando con el éxito del PSOE), con tan poca cintura política que es incapaz de salir de su «no es no» más propio de una diva ante un contrato que no le ofrezca peladillas con un aperitivo. A la playa sí que va. Su función debería ser la que adoptó Albert Rivera: negociar ventajas para la población con el candidato a la presidencia.

Un Iglesias que repartió caña al alimón entre Rajoy y Sánchez de discurso agresivo, todavía no sabe diferenciar entre mitin y un Parlamento, como siempre desaliñado y cada vez más encorvado pero su discurso resulta agotado (más con la que está cayendo en Venezuela, para lo cual su paladín de Izquierda Unida hace manifestaciones a favor de Maduro).

¡Por fin! alguien sale a la palestra pidiendo PERDÓN a los españoles y dejando muy claras las posturas. GRACIAS, Albert Rivera. Tiene claro que sus salarios los pagamos nosotros y que deben responder. Tiene claro que ellos están para darnos soluciones y no para crearnos problemas. Está muy claro que el contenido de los acuerdos es muy positivo para la ciudadanía española

Resulta muy molesta, cara, indignante y casi tercermundista la situación del país para permitírnosla.

Los siguientes partidos se pronuncian sin mover un ápice ni por responsabilidad, así que lo más seguro es que vayamos a las terceras elecciones. Visto esto… algunos pueden encontrar lo que no quieren: un voto de concentración al Partido Popular (aunque espero tenga claros los motivos) con mayoría absoluta para cortar de una vez esta especie de ruleta rusa que nos está sacando de nuestras casillas.

¡Y siguen sin entenderlo!

 

Y-vamos-a-la-tercera.pdf (3 descargas)
Sin comentarios

Deja tu comentario